Logo DentaTips
Sección Pacientes

"Más se ha de estimar un diente que un diamante"... La importancia de conservar la dentadura natural

Publicado el: 30 de Agosto de 2022

Más se ha de estimar un diente que un diamante” es la célebre frase que empleó Miguel de Cervantes en "El Quijote" tras la aventura con los pastores, tal y como destaca el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Alicante (COEA). Aventura en la que Don Quijote, creyendo acometer contra un gran ejército con caballeros, gigantes, clarines y tambores, en realidad lo hizo contra una manada de ovejas que bien custodiadas por el grupo de pastores correspondientes, no dudaron en lanzarle "piedras como el puño" con ánimo de proteger a sus carneros y ovejas.

Con estas, Don Quijote perdió algunas muelas de su zona derecha. El diagnóstico fue realizado por Sancho, a través de la palpación digital: "Pero dame acá la mano y atiéntame con el dedo y mira bien cuántos dientes y muelas me faltan...".

Y "que más quisiera que me hubieran derribado un brazo" decía Don quijote antes del desafortunado diagnóstico que realizó Sancho advirtiendo este que sólo quedaban "dos muelas y media" en vez de 4 o 5 que debieran haber.

Y es que "Más se ha de estimar un diente que un diamante”, en un primer plano semántico es completamente acorde a cómo la Odontología enfoca sus tratamientos actuales.

La importancia de nuestros dientes naturales

“Los dientes son la mejor opción para disfrutar de una función masticatoria adecuada. No existen sustitutos que se acerquen siquiera a las ventajas y beneficios que un diente aporta al sistema masticatorio y a la cavidad oral,

Uno podría pensar que el implante dental es un buen sustituto o, incluso mejor, que un diente. “Nada más lejos de la realidad. Cuando faltan dientes, los implantes dentales sí son una muy buena alternativa. No obstante, son muy escasas las situaciones en las que considerar quitar un diente sano para poder poner implantes dentales, sea una actitud terapéutica acertada”, apunta el COEA. 

La diferencia reside en el ligamento periodontal. Es un tejido que rodea la raíz de los dientes y que además de sensibilidad y protección, aporta una flexibilidad especial contra el hueso cuando se mastica, únicamente digna de la propia naturaleza. El implante dental no tiene ligamento periodontal y sin este, empiezan las grandes diferencias o escaseces que presenta frente el diente natural”, explica el Colegio.

Así que la frase de Don Quijote, aún disponiendo de diferentes significados más transcendentales, con su simple lectura nos enseña conceptos muy importantes de la Odontología actual. 

Desde el COEA, “queremos poner en valor la importancia de conservar los dientes”. Para ello, la prevención a través de las periódicas visitas a nuestro dentista es nuestra mejor aliada. La salud bucodental y, con ella, la conservación de nuestras piezas dentales, “requiere principalmente de una higiene adecuada, de una protección extraordinaria ante actividades laborales o deportivas de riesgo y de la revisión cada seis meses o un año por parte de nuestro odontólogo o estomatólogo”.


Fuente: Información.es