Logo DentaTips
Sección Pacientes

¿Qué es el diseño de sonrisa? Signo de bienestar en tu vida

Publicado el: 08 de Abril de 2022

Tener una buena sonrisa es algo que a las personas les da mayor seguridad y eleva su autoestima. Sin embargo, no todos tienen la posibilidad de contar con ella de manera natural, por lo cual en los últimos años ha cobrado mayor relevancia el diseño de sonrisa.

Recordemos que el diseño de sonrisa son el conjunto de procedimientos que logran cambian el color, el tamaño, la forma y la posición de los dientes para otorgar una sonrisa más armónica.

Poseer dientes perfectamente alineados y blancos son características que, ciertamente, ayudan a dar una buena imagen de la persona; sin embargo, no olvidemos que esto también se asocia directamente con una adecuada salud bucal.

De manera frecuente al diseño de sonrisa se le relaciona con tratamientos odontológicos que consisten en ponerse carillas en los dientes, lo cierto es que va más allá. “Hay pacientes que tienen alguna ausencia dental o requieren un implante o corona y esto hay que contemplarlo dentro del plan de acción para que esté diseñada de manera perfecta, pero, sobre todo, debe quedar funcional”, resaltar Arturo Arciniega, odontólogo especializado en estética e implantología dental.

Para poder determinar el mejor camino a seguir en una persona en particular es importante analizar la morfología de su cara y hacer una primera valoración. Es vital que la gente entienda que los dientes cumplen una función en la masticación y oclusión dental. Por esta razón el diseño de sonrisa, además de entregar algo estético, persigue la funcionalidad para mejorar la mordida.

“Hay pacientes que tienen caries o restauraciones mal ajustadas o realizadas en la dentadura, eso va en detrimento de su salud. Y el hecho de hacer estas carillas, además que se vea bonita la sonrisa ayuda a mejorar el estado de salud actual de la persona”, sostiene el especialista.

Si bien para realizar este tratamiento se puede recurrir a materiales como las resinas, el médico asegura que es mucho mejor optar por cerámica o porcelana, pues estas duran hasta 15 o 20 años, no cambian de color, ni absorben olores y su comportamiento es mucho más similar al esmalte de los dientes.

En cambio, la resina al ser un plástico se pigmenta, absorbe agua y por ende olores, cambia de color y la durabilidad es muy corta, explica Arturo Arciniega. Él menciona que un tratamiento de carillas bien hecho puede tener un costo de entre 500 dólares por diente y alcanzar, incluso, hasta los 5 o 6 mil dólares. Esto dependerá del especialista que lleve a cabo el procedimiento, el lugar en dónde lo realice, entre varias cuestiones más.

Debido a su costo algunos pacientes optan por ponerse carillas solamente en alguna parte de la dentadura, por lo cual se debe acompañar con blanqueamiento dental. En estos casos ambos tratamientos son complementarios.

Como explica el especialista este último no sirve para cambiar posiciones o tamaño de los dientes, lo que sí se puede lograr con el diseño de sonrisa. Además, “los tonos que hacemos con las carillas, que son muy blancas, no existen en el ser humano. Entonces, es imposible obtenerlo con blanqueamiento.”

 

En cuanto a las precauciones, el odontólogo menciona que al igual que los dientes naturales no se deben morder objetos extraños. Asimismo, tampoco evita el hecho de acudir a una limpieza dental periódica, como lo debería hacer cualquier persona.

“Las carillas de resina sí requieren un mantenimiento periódico para despigmentarlas y darles mantenimiento. Por su parte, un tratamiento bien realizado con cerámica se debe comportar exactamente que los dientes naturales y requiere la misma higiene, hilado y cepillado. No hay ningún cambio, salvo funcional y cosmético”, resalta.

Como cualquier tipo de procedimiento en donde pueda comprometerse la salud, Arturo Arciniega recomienda elegir con cuidado el especialista que realizará el diseño de sonrisa. Asegura que es vital revisar que no haya inflamación de las encías, cambio en la coloración de los dientes o que exista un sangrado constante en la boca, el cual pudiera ser consecuencia de un procedimiento mal realizado.


Fuente: Forbes