Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Problemas comunes con las impresiones digitales y cómo evitarlos

Publicado el: 13 de Octubre de 2022

Por Dr. Justin Chi

Con la creciente popularidad de las impresiones digitales, es importante que el laboratorio dental desarrolle un método eficiente y preciso para lograr que la información proporcionada se fabrique de manera correcta. En Glidewell, el equipo de Procesamiento Centralizado de Órdenes de Diseño (CDOP, por sus siglas en inglés) fue creado para validar la calidad de cada archivo escaneado que envíe antes de mandarlo para la fabricación digital de la restauración. El equipo de Diseño notifica cualquier situación que ocurra respecto al archivo enviado al equipo de Servicio al Cliente, quienes trabajan con usted para realizar las alteraciones o ajustes necesarios para que la calidad de la restauración no se vea comprometida. 

Dado que Glidewell procesa con éxito más impresiones digitales que cualquier otro laboratorio, decidí examinar los datos del equipo de Diseño para determinar las problemáticas más comunes que ellos notan y le garantizarán una llamada directo a su consultorio, y cómo se puede evitar esta disrupción en su jornada al resolver estos problemas antes de que sucedan. 

PROBLEMA #1: INFORMACIÓN DE ESCANEO FALTANTE 

¿Cómo luce?

Cuando se observa el monitor, hay áreas de la impresión que estarán ausentes. En la mayoría de los casos, el problema requiere que el doctor vuelva a escanear la boca del paciente y envíe archivos nuevos, como cualquier interpolación realizada por el laboratorio es muy probable que esto afecte el ajuste. 

¿Cómo sucede?

Este gana el premio para “El problema que ocurre más seguido” por mucho. Si es nuevo en las impresiones digitales o ya tiene experiencia, hay ciertos ángulos a los que debe llegar con el mango del escáner dentro de la boca del paciente que siempre resultaran difíciles. Las áreas faltantes más comunes en los escaneos digitales son las superficies mesiales y distales del diente adyacente a la preparación, lo cual representa un problema al crear una restauración con el contorno y contacto adecuados. 

¿Cómo evitarlo? 

Así como es el caso con diferentes tips y técnicas, la clave de una impresión digital magnífica es la práctica. Entre más trabaje con el dispositivo para escanear, más pronto podrá manipularlo de forma cómoda tanto para usted como para sus pacientes, capturando toda la información que necesita. 

Además de un trabajo consistente, hay otras cosas que debe revisar cada vez que escanee la boca de alguien. Observe la lista debajo y cree el hábito de repasar cada punto mentalmente como parte de su rutina laboral hasta realizar cada una de estas acciones por inercia. 

1. Realice una inspección de los resultados. Algunos escáneres intraorales poseen un proceso de verificación de información en el mismo software, el cual marca automáticamente las áreas del escaneo donde hay información faltante. Este es un excelente recurso, pero si su escáner no tiene esta función (o incluso si la tiene), es importante hacer una inspección visual de la pantalla. Con práctica, aprenderá a identificar los huecos de su trabajo, lo cual, de manera ideal, le permitirá reconocer donde se necesita volver a escanear mientras el paciente sigue en la silla.

2. Como mencionaba, algunas áreas de la dentadura son sencillamente más difíciles de escanear y necesitan creatividad sobre el agarre del mango e iluminación en la posición adecuada. Una vez que ha podido identificar aquellas áreas a lo largo de su práctica, comience a construir un repertorio de soluciones que podrán servir de apoyo cuando suceda algo así. Recuerde que sostener el mango en un ángulo en particular puede funcionar perfectamente para un paciente, mas no para el siguiente si el tamaño de su boca varía. Desarrolle su propia lista de “formas de sostener” el escáner y configure la iluminación de una manera en la que podrá ser reposicionada fácilmente de ser necesario. Asimismo, debe estar dispuesto a hacer decisiones y ajustes al momento. 

3. Acuda con el fabricante de su escáner si necesita recursos adicionales. La mayoría de los escáneres intraorales disponibles no sólo cuentan con instrucciones, sino también con una cierta cantidad de entrenamiento al usuario. Muchos proveedores de escáneres están dispuestos a ofrecer todo tipo de servicios, desde videos de entrenamiento avanzado en línea a instrucciones en persona para ayudarle a perfeccionar sus habilidades.



Figuras 1a, 1b: Las superficies mesiales y distales del diente adyacente a la preparación, son las áreas faltantes más comunes en los escaneos digitales (1a). Cualquier área difícil de acceder, como los dientes opuestos en la mordida posterior (1b), deberían revisarse para confirmar que fueron capturados por completo y se les tomó una impresión exacta. 

PROBLEMA #2: DISTORSIÓN CAUSADA POR HUMEDAD

¿Cómo luce?

Son áreas de la impresión que se verán notoriamente distorsionadas o deformes. Cuando un escáner intraoral capta cualquier cosa que refleja directo a él, como saliva u otros fluidos, no se puede diferenciar entre el reflejo y el resto de la imagen que está capturando. Las reflexiones líquidas se trabajan directo en un modelo 3D, resultando en un modelo que se basa en imágenes deformes u onduladas. Dependiendo de la viscosidad y de la cantidad de líquido, deformará o cubrirá por completo la dentadura debajo, conduciendo a modelos que no reflejen la realidad o que les falte información.  

¿Cómo sucede?

Puede quedar humedad cuando el doctor no aísla el área lo suficientemente bien con algodón, no se succiona lo suficiente o no usa herramientas como Dri-Angles para lograr que el área no esté húmeda durante el escaneo. 

¿Cómo evitarlo?

El punto clave es la preparación para el escaneo. Tomarse el tiempo para deshacerse completamente de la humedad en el área es esencial para obtener un modelo 3D preciso y completo. Y esto le ahorra tiempo a la larga al eliminar la posibilidad de volver a escanear. Aquí comparto algunos tips para tener en cuenta que le ayudarán a deshacerse de la humedad y las problemáticas que generen la distorsión resultante. 

1. Mantenga el escáner listo en espera. Asegúrese que el lente del mango del escáner esté limpio y libre de manchas. 

2. Succione el exceso de saliva mientras seca con aire toda el área. Pídale al o la paciente que no cierre la boca. 

3. Coloque tubos de algodón en los vestíbulos linguales para ayudar a absorber la humedad durante los escaneos mandibulares. El algodón colocado contra la mucosa del vestíbulo puede ayudarle a controlar la humedad durante todo el proceso de escaneo. 

4. Si envuelve con un hilo, retire el hilo retractor mientras esté hidratado. Luego, use una gasa y una jeringa de aire para secar el campo de nuevo. 

5. Si hay suficiente espacio y el paciente puede tolerarlo, mantenga el eyector de saliva en su lugar mientras escanea. 

Nota: Algunos escáneres intraorales requieren el uso de un polvo en spray. Si es el caso de su escáner, recuerde que hay dientes que deben secarse por completo antes de que el polvo sea rociado en ellos. También tenga en cuenta que rociar de más el polvo, o el aplicarlo en capas desiguales, puede hacer que las imágenes escaneadas se vean distorsionadas, justo como un escaneo húmedo. 



Figuras 2a, 2b: Cuando se presenta demasiada humedad durante las impresiones digitales, el escáner intraoral captura la reflexión del líquido y lo toma como parte de la dentadura. Esto da lugar a errores como formas engañosas o texturas sobre los dientes (2a), a la presencia de gotas reales en la imagen 3D que ocultarán los dientes cuando esté intentando capturarlos (2b). 

PROBLEMÁTICA #3: DESALINEACIÓN DE LA MORDIDA 

¿Cómo luce?

Algunas veces, una oclusión inexacta en el escaneo de la mordida puede resultar en una impresión donde la mordida se muestre abierta o desalineada de una forma alejada de la realidad. También podría ver objetos que interfieran con la imagen, o distorsiones que creen dientes deformes o una alineación de sonrisa inexacta. 

Desafortunadamente, algunos errores que ocurren en el escaneo bucal pueden ser difíciles de detectar en la fase de la impresión, y pueden no revelarse solos hasta que la restauración sea devuelta con una mordida demasiado alta y requiere un ajuste oclusal. Por esto se debe otorgar atención extra al proceso de escaneo cuando se trate el ángulo bucal. 

¿Cómo sucede?

El protocolo típico para tomar impresiones digitales involucra tres escaneos principales: la arcada inferior, la arcada superior y la vista de la cavidad bucal. De esos tres, la vista de la cavidad bucal es particularmente propensa a artefactos e interferencias a causa de las mejillas y la lengua, especialmente cuando el paciente tiene una boca pequeña. 

Las impresiones digitales de la cavidad bucal también son propensas a presentar errores causados por una mordida anormal por parte del paciente. 

¿Cómo evitarlo? 

Proveer instrucciones claras al paciente, y hacer varias revisiones visuales para asegurar que la mordida al momento del escaneo es la misma que la oclusión natural, son habilidades que seguramente desarrolló al momento de tomar impresiones tradicionales en el pasado. Las mismas habilidades deben emplearse aquí. La buena noticia es que las impresiones digitales tienden a hacer más propensa la cooperación del paciente, ya que es fácil relajarse y mantener una posición normal sin cucharillas y material de impresión en la boca. 

1. Antes de que comience a escanear, establezca la mordida correcta del paciente para permitir un reposicionamiento más fácil durante el escaneo. Sólo active el escáner una vez que la mordida del paciente ha sido verificada, con el mango posicionado de manera correcta en la cavidad bucal.

2. Una vez que haya completado el escaneo para establecer la oclusión del paciente, inspeccione el modelo 3D minuciosamente desde la vista de la cavidad bucal para verificar los puntos de contacto y que la intercuspidación concuerde con la mordida del paciente. 

3. Asegúrese de capturar información suficiente de la cavidad bucal para los escaneos maxilares y mandibulares, de ese modo, el software tiene más información para alinear durante el escaneo de la mordida. 



Figuras 3a, 3b: Una mordida antinatural y anormal de parte del paciente puede resultar en un escaneo bucal inexacto (3a). La interferencia de las mejillas y la lengua puede guiar también a información perdida, que resulta en una impresión que puede o no concordar con la realidad (3b). Ambas problemáticas pueden crear escaneos desalineados de la cavidad bucal que pueden resultar en una restauración que no ajusta de forma adecuada.

Una vez que ha identificado las áreas donde sus escaneos no han sido ideales en el pasado y donde usted puede beneficiarse de estos tips, es simplemente cuestión de practicarlos de manera consistente hasta que se vuelvan una parte natural de su rutina de trabajo. A este punto, se verá recompensado con una exactitud creciente, no sólo en sus impresiones digitales, pero también en las restauraciones finales hechas con estas.


Fuente: Glidewell México